la Gestión del Conocimiento se fundamenta en la implantación de tecnologías que faciliten la gestión exitosa de los planes tanto estratégicos como operativos mediante transacciones de información y conocimientos. 

La Gestión del Conocimiento supone la identificación y análisis del conocimiento de la organización, tanto el disponible como el requerido, así como la elaboración y puesta en marcha de un plan de actuación y de control, con el fin de lograr los objetivos organizacionales. La finalidad principal es lograr la satisfacción de las necesidades de información presentes y futuras, explotando los recursos de conocimiento, tanto existentes como adquiridos.
Una organización a de identificar la información que le resulte verdaderamente útil o que precisará con el paso del tiempo y el modo en que va a almacenarla.